Menú
Escudo Saint Luke
Propedéutico
Saint Luke, Escuela de Medicina

¿Qué es la Inmunodepresión?

¿Qué es la Inmunodepresión?

La inmunodepresión se presenta cuando existe una alteración en la respuesta inmunitaria del cuerpo. Si el sistema inmunitario no protege al organismo de sustancias dañinas (antígenos) como debería ser, se dice que la respuesta inmunitaria es deficiente.

Este sistema se conforma por todo el tejido linfoide del organismo, es decir, la médula ósea, los ganglios linfáticos, el timo, las amígdalas, así como partes del bazo y del tracto gastrointestinal. Cuando el sistema inmunitario detecta elementos patógenos, este produce proteínas llamadas anticuerpos, las cuales destruyen las sustancias extrañas (bacterias, virus, toxinas, células cancerígenas, etc.). Si existe un trastorno en este sistema, el cuerpo no ataca los antígenos de manera efectiva. Con base en la naturaleza de los diversos trastornos, se pueden clasificar dos variaciones en el sistema inmunológico: exceso de defensas y déficit de defensas. Cuando el sistema inmunitario es menos activo de lo normal, surgen infecciones. Por el contrario, si el sistema trabaja de manera excesiva, este considera los tejidos normales como elementos patógenos, atacando tejidos sanos. Aunque cualquier parte del sistema inmunitario puede verse afectado por este tipo de trastornos, por lo general, las enfermedades surgen a raíz del mal funcionamiento de los linfocitos T y/o B. Estos se forman en la médula ósea y tienen una función de reconocimiento de los antígenos. Los linfocitos representan 25% de los leucocitos sanguíneos y 99% de las células linfáticas. En total existen alrededor de 10 billones de linfocitos en el cuerpo. Para determinar si un paciente padece de un trastorno inmunitario, es necesario realizar ciertos estudios, como exámenes de sangre donde se midan los niveles del complemento y las sustancias liberadas por el sistema inmunitario, niveles de inmunoglobulina en la sangre, electroforesis de proteínas, conteo de linfocitos T y conteo de glóbulos blancos. Es cierto que algunos trastornos por inmunodeficiencia solamente producen estados patológicos de manera ocasional, sin embargo, otros pueden ser más severos, llegando a poner en riesgo la vida del paciente. Si tu organismo tiene una respuesta deficiente a tratamientos contra infecciones, presenta infecciones recurrentes o tiene una recuperación lenta o incompleta, es necesario que consultes un médico para verificar el origen de los padecimiento


Escribe un comentario

 

 

 

 

Solicita información