Menú
Escudo Saint Luke
Propedéutico
Saint Luke, Escuela de Medicina

Feliz Navidad con salud

Feliz Navidad con salud

Las fiestas decembrinas significan tradiciones, festejos, vacaciones y alegría; sin embargo, también pueden representar un riesgo importante para la salud. En comparación con el resto del año, en esta época se refleja un significativo aumento en el índice de factores de riesgo para la mayoría de la población; por lo que es buen momento para reflexionar acerca de lo que estas celebraciones pueden llegar a ocasionar en nuestro organismo.

De acuerdo con la OMS, un factor de riesgo es “cualquier rasgo, característica o exposición de un individuo que aumente su probabilidad de sufrir una enfermedad o lesión” y entre los más importantes en esta época, cabe citar a la hipertensión y el consumo de tabaco. Estos factores implican varios riesgos para la salud, pero, sobre todo, tienden a desencadenar padecimientos cardíacos, los cuales se mantienen como la primera causa de muerte en todo el mundo (alrededor de 17 millones de personas fallecen al año por esas afecciones y se estima que para el 2023, el número crecerá a más de 23 millones).

Desde hace tiempo, ha llamado la atención de varias instituciones y organismos internacionales el hecho de que los infartos sean más frecuentes en invierno respecto al resto del año.

En EUA, por ejemplo, se examinaron defunciones desde 1973 hasta el año 2001, las cuales describen una mortalidad de causa cardiaca superior en invierno, de hasta un 30%, aumentando todavía un 5% más los días de Navidad, Año Nuevo y el día de Acción de Gracias. Para el 2008, las cifras mostraron que es más probable ingresar por insuficiencia cardiaca los cuatro días siguientes a Navidad o al Año Nuevo. En Europa, la Fundación Española del Corazón (FEC), también destaca que una de las principales causas del aumento de fallecimientos cardiacos durante este periodo se debe a que existe un menor control de determinados factores de riesgo cardiovascular. Prácticamente todos los países que celebran estas fechas, coinciden en que el 25 de diciembre, es el día que registra más fallecimientos por causas cardiacas en todo el año, seguido del 26 de diciembre y del 1 de enero.

Este fenómeno denominado como "infartos navideños", podría deberse a muy diversos factores de riesgo, tales como: cambios en la alimentación; efectos de la dieta grasa sobre la función endotelial; mayor consumo de sal, azúcar y bebidas alcohólicas; la realización de ejercicio a baja temperatura e incluso el aumento del estrés emocional... desde aspectos como los gastos y las facturas, hasta los efectos de las reuniones familiares.

Sumado a esto, la emotividad y la nostalgia habituales de las fechas navideñas, junto con el estrés y la típica discordia familiar, son factores externos que afectan la salud. Otros factores que entorpecen la detección y tratamiento oportunos, son la confusión de los síntomas de origen cardiaco con una "mala digestión" o con el "estrés" de estas fechas; el postergar el contacto con los servicios sanitarios ante la presencia de síntomas para evitar inconvenientes a familiares o amigos y la disminución del número de médicos y profesionales que brindan atención en hospitales y centros de salud por estos días.

Hay que agregar a lo anterior los accidentes viales y en el hogar, ambos prevenibles.

Aunque se trate de una época festiva repleta de compromisos donde la comida y la bebida son las protagonistas, es imprescindible motivar a la población a controlar los excesos, enfatizando que la ingesta desproporcionada de sal, alcohol, azúcares y grasas puede producirles descompensaciones y conllevarles problemas mayores; en especial a los pacientes con enfermedades cardiovasculares, como los que padecen hipertensión arterial, insuficiencia cardiaca, cardiopatía isquémica, diabetes o angina de pecho.

Es importante reconocer que las fiestas decembrinas pueden ser una causa que precipita y predispone episodios coronarios agudos o de insuficiencia cardiaca. De esta manera, podemos prevenir que estos accidentes se incrementen.

Finalmente recordemos que estas celebraciones deben ser motivo de alegría, unión familiar y recuerdos agradables, por lo tanto los invito a que no se convierta en un mal recuerdo derivado de un accidente o enfermedad que pudo haberse prevenido.

Es responsabilidad de todos cuidarnos para seguir celebrando estas fechas con alegría y felicidad.

 


FUENTES:

OMS, “Informe sobre la salud en el mundo 2002 - Reducir los riesgos y promover una vida sana”: http://www.who.int/cardiovascular_diseases/priorities/es/

SOCIEDAD ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA: http://secardiologia.es/multimedia/blog/5859-es-la-navidad-un-factor-de-riesgo-cardiovascularhttp://www.fundaciondelcorazon.com/prensa/notas-de-prensa/1949-el-dia-de-navidad-es-el-que-registra-mas-muertes-por-fallo-cardiaco.html

REVISTA CIRCULATION, “Cardiac mortality is higher around Christmas and New Year´ than and any other time: The holidays as a risk factor of death. Circulation 2004; 110:3781-3788.  http://circ.ahajournals.org/content/110/25/3781.abstract?related-urls=yes&legid=circulationaha;110/25/3781


Comentarios

De verdad es muy cierto ya que en estas fechas se convive mucho con la familia y se aloja al alcohol para pasar el tiempo , es considerada una consecuencia para el fallecimiento de muchas personas.

Así es. Un saludo Olivia de parte de Saint Luke, Escuela de Medicina.


Escribe un comentario

 

 

 

 

Solicita información