Menú
Escudo Saint Luke
Propedéutico
Saint Luke, Escuela de Medicina

Utilidad del laboratorio clínico para establecer el diagnóstico y tratamiento de los pacientes

Utilidad del laboratorio clínico para establecer el diagnóstico y tratamiento de los pacientes

El laboratorio clínico debe colaborar al máximo con el médico tratante particularmente en aquellos casos que, por presentar problemas de diagnóstico lo ameriten y no debe aceptarse, ni proporcionar, el que sus servicios se limiten a proveer la impersonal información técnica de resultados numéricos, como respuesta a los requisitos de estudios del médico tratante. El diálogo entre el laboratorio y el médico debe ser permanente.

Las razones para solicitar exámenes de laboratorio a un paciente deben resumirse así:

  1. Confirmar una sospecha clínica o establecer un diagnóstico.
  2. Descartar una enfermedad o un diagnóstico.
  3. Establecer información pronóstica.
  4. Seguimiento de la respuesta terapéutica.
  5. Detectar algunos padecimientos en ausencia de sospecha clínica
  6. Conocer el riesgo de un individuo o grupo de individuos de padecer una enfermedad

Los procedimientos de laboratorio para lograr estudios precisos y exactos que apoye en las decisiones médicas respecto al diagnóstico, selección o evaluación del tratamiento, pronóstico de la evaluación clínica, admisiones o alta hospitalaria son:

  • Fase preanalítica
  • Fase analítica
  • Fase postanalítica

 

Fase preanalítica

Comprende desde la solicitud del médico hasta el inicio de la realización de la prueba, incluye las siguientes actividades:

  • Información al paciente sobre las condiciones de preparación para estudios, registro en el sistema informático de los datos del paciente y los estudios solicitados, toma de muestras, trámite de las muestras al laboratorio, acondicionamiento de la muestra, distribución a la sección del laboratorio para el análisis y si fuera necesario el almacenamiento antes del análisis. La variación puede originarse en las condiciones propias del paciente y durante el proceso de obtención y manejo de la muestra hasta su análisis.

  • Una de las causas más frecuentes de variación es la preparación del paciente para los estudios solicitados, ya que el resultado puede afectarse por condiciones como el ayuno, ejercicio, postura y hora de la toma de la muestra.

  • Varias de las pruebas que se solicitan con frecuencia se afectan por efecto del ayuno insuficiente, excesivo o por mediación de la cantidad o contenido graso del último alimento respecto del alimento habitual.

  • Obtención y manejo de la muestra. Las muestras se obtienen por la mañana, no solo por el ayuno necesario para varias de las pruebas, también porque los intervalos de referencia se calculan por muestra obtenida por la mañana.

  • El torniquete debe permanecer puesto menos de un minuto y debe retirarse cuando empiece a fluir la sangre. Cuando el torniquete permanece más de un minuto, se producirá movimiento del plasma del espacio intravascular al intersticial debido al incremento en la presión intravascular, lo que producirá un aumento en la concentración de algunos analitos, el cual puede ser hasta de 10% cuando el torniquete permanece más de 5 minutos.

 

Variación en Fase analítica

Toda medición en el laboratorio tiene una variación inherente, es decir inevitable y es la razón por la cual existe el control de calidad interno, cuyo objetivo es mantener a lo largo del tiempo la variabilidad analítica dentro de límites previamente establecidos de manera que no se afecte la decisión del médico clínico.

 

Variación de la Fase postanalítica

La fase postanalítica es el último eslabón para confirmar la calidad preanalítica y analítica. Las actividades de la fase postanalítica realizada en el laboratorio, de manera peculiar, incluye el ingreso de los resultados del sistema informático ya sea manual o por medio de interfaz con los instrumentos analíticos, el cómputo de resultados calculados a partir de resultados medidos, la revisión y liberación de los resultados, el reporte de los resultados y la comunicación al médico solicitante.

La variación en los resultados del laboratorio es una situación que se mantendrá en el laboratorio clínico.

La fase analítica es la más controlada y la que recibe mayor atención del laboratorio clínico aunque aún puede mejorarse por el empleo de las metas analíticas basados en el error total admisible derivado de los componentes de la variación biológica.

Es necesario que los laboratorios tengan su plan de aseguramiento de la calidad que incluya las fases pre y postanalíticas que son las que en la actualidad contribuyen más a la variabilidad analítica, en especial la preanalítica. Así el laboratorio podrá contribuir de forma más efectiva en el cuidado y la seguridad del paciente al controlar la variabilidad de los resultados de los análisis clínicos de manera que no se afecte el proceso de decisión médica.


Autor: Dr. Juan José Pérez Gómez, Jefe de Laboratorios de Saint Luke, Escuela de Medicina.


Escribe un comentario

 

 

 

 

Solicita información